CLÍNICA DE TENIS con Claudia Casabianca

Claudia Casabianca – Llegó a Neuquén a dictar clínica tenis

556376_448081861877646_685047538_n
A la pasión que mostró en su etapa deportiva, cuando irrumpió como una de las promesas del tenis femenino con el título Juniors que obtuvo en el US Open de 1977, Claudia Casabianca sumó con los años amor y espíritu solidario para volcarlo en la enseñanza a personas con discapacidad, labor que desarrolla desde que se retiró de la actividad profesional hace más de 25 años. Invitada por la Fundación Manos que Ayudan, con el apoyo de la municipalidad de Neuquén y otras empresas privadas, dio ayer una clínica para niños y jóvenes con capacidades diferentes que se realizó en instalaciones del Tenis Club Neuquén. Casabianca, la primera argentina en conquistar un título de tenis femenino, mucho antes incluso que Gabriela Sabatini, fundó hace 25 años Apecardi (Ayuda a Personas con Capacidades Diferentes), una asociación civil sin fines de lucro convencida -nos contó ayer- de “que el tenis puede ayudar a mejorar la vida de las personas”. Una lesión de meñiscos la alejó del circuito en 1986 y fue un hecho casual -rememoró- el que la acercó a los chicos especiales. “Un día, estando embarazada de uno de mi hijos, varios chicos con capacidades diferentes se acercaron, me tocaron y besaron la panza. En se momento, sin bien no tenía problemas en mi familia, pensé que podía podía llegar a tener una nena con síndrome de Down. Pero mi hija nació sin ningún problema y en agradecimiento a Dios, me interesé por la problemática de esos chicos. Trabajar con ellos es como una caricia para el alma”, señaló la ex tenista. “Este es un trabajo que me gratifica mucho -agregó- y lo hago desde el corazón. La tarea que realizo consiste en desarrollar clases de tenis, gratuitas y grupales, a chicos desde los cuatro años que tienen problemas mentales, como síndrome de Down y de West, autismo y retraso madurativo, además de sordomudos”, dice Casabianca, que desarrolla su tarea junto a profesores de educación física. “Me encantaría también poder hacerlo con chicos que padecen obesidad. También estoy desarrollando un programa que se llama El tenis va a la Escuela y clases para chicos convencionales, pero -aclaró- no me interesa entrenar, sino hacer solidaridad”, sostuvo. Acercar el tenis a los chicos con capacidades diferentes (ayer unos 15 niños y adolescentes con diferentes patologías se acercaron a participar de la clínica) lo considera “una buena opción a partir de que los discapacitados mentales no cuentan con federaciones deportivas que los nucleen ni reglamentos para desarrollar una disciplina. Así me convertí en una pionera en el tema con un método único por automatización que les permite a quienes practican el deporte, devolver la pelota cuando uno se las tira. La carita de felicidad que ponen cuando ello ocurre es una de las satisfacciones más grandes que siento. Este trabajo se puede realizar a partir de los cuatro años y no tiene límite de edad”, relató. Casabianca viene desarrollando esta experiencia desde hace más de dos décadas, en las municipalidades de Vicente López y San Martín, en Buenos Aires, y le gustaría que “Neuquén pueda llegar a tener la escuela. Este es un tema que ya empezamos a conversar con Noemí Bascur, presidenta de la Fundación Manos que Ayudan. Ojalá podamos concretarlo”, apuntó. Sobre la experiencia en Neuquén, se mostró conforme. “Estoy muy contenta porque gracias a la gente de la fundación pudimos hacer esta clínica a beneficio de Nahuel Centeno, un paciente oncológico, al que pudimos ayudar. Yo traje raquetas de las olimpíadas especiales que se desarrollaron en Miami (Estados Unidos) para sortear entre los participantes”. A la hora de exaltar las virtudes de la propuesta señaló que “el tenis ayuda a coordinar cuerpo y mente, estimula, incentiva y es un factor clave para la inclusión de las personas”. Una alternativa de integración Neuquén > Noemí Bascur, presidenta de Manos que Ayudan, una Organización no Gubernamental (ONG) que trabaja desde hace 16 años con personas con discapacidad, dijo que “el deporte es una de las alternativas de integración que ofrecemos desde nuestra institución”. “Nuestros objetivos son amplios y atienden a cuestiones de calidad de salud, trabajo, salud, educación y medio ambiente. En este sentido se mostró agradecida de la “colaboración de la Municipalidad de la ciudad de Neuquén, el aporte del pasaje aéreo de llegada a Neuquén aportado por la Senadora Nanci Parrilli, al Tenis Club de Neuquén y a las empresas: TOPSY, Coca Cola, Dr Alejandro Cataldi, Remax Oportunidades Servicios Inmobiliarios, Sra. Mónica Martinez, Octavio Simomela (diseño y comunicación) y Santiago Rebagliatti: que nos acompañaron para poder realizar esta actividad con una persona como Claudia Casabianca, de gran trayectoria”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s